.

Últimas Noticias

martes, 24 de julio de 2018

La apuesta por nuevas tecnologías evitaría muertes infantiles por mala calidad del aire en México

contaminación

La calidad del aire en México, de acuerdo con Greenpeace México y la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), ha llegado a niveles letales, sobre todo para los más pequeños; a pesar de ello, autoridades como la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), se niega a endurecer las normas en aras de alcanzar un estándar más alto en cuanto a la calidad del aire se refiere.

Se estima que un aproximado de mil 700 niños, de menos de cinco años de edad, fallecen cada 12 meses por problemas de salud relacionados con la baja calidad del aire, como lo es el asma, de acuerdo con el informe “No apto para pulmones pequeños, diagnóstico de calidad del aire y el derecho de niñas, niños y adolescentes al aire limpio”.

El incremento en los contaminantes en el medio ambiente se ha dado en un promedio del 60% desde 1990 hasta el 2015, en su mayoría, por el uso de vehículos. De acuerdo con Jesús Reyes Serpa, Gerente General de Nano Depot, empresa pionera en el campo de la nanotecnología, el uso de nuevas tecnologías, como Nanovit, un potenciador de motores, reduciría las emisiones contaminantes en un 20% por cada vehículo aplicado, por un total de 150 mil kilómetros.

“Tenemos que adoptar medidas más estrictas y con mayor conciencia social y ambiental, debemos seguir el ejemplo de Europa, donde las normas establecen, en el caso de parques vehiculares, que estos tengan las tecnologías más actualizadas en materia de emisión de contaminantes, procurando así una óptima salud pública”.

“Hoy en día, podemos ver en circulación vehículos del transporte público que son incluso del siglo pasado, con más de 20 años recorriendo las calles, imagen que se repite en muchas ciudades del país y que contribuyen al deterioro en la calidad del aire”.  

Reyes Serpa indicó que hoy en día, la nanotecnología es la gran apuesta en diversas industrias, no sólo por sus propiedades de hacer más con menos, sino por permitirnos aplicaciones más eficaces y que en este caso, contribuyen al medio ambiente, al reducir las emisiones de contaminantes.

Los informes de Greenpeace México y la REDIM, este escenario puede prevenirse, tan sólo si las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) optaran por alcanzar los niveles de calidad determinados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el tema de salud ambiental. Sin embargo, a pesar del número de muertes relacionadas directamente con la baja calidad del aire, la Cofepris se ha negado a modificar las medidas actuales.

La Comisión Federal, en respuesta a Greenpeace México, señaló que si bien los estándares de la OMS son diferentes y propician la salud ambiental, no está obligada a seguirlos, pues estos serían más que una regla, una simple guía.

No hay comentarios.: