.

Top News

jueves, 24 de agosto de 2017

Benchmarking, una herramienta para mejorar

benchmarking

El benchmarking es una herramienta bastante útil para mejorar el funcionamiento de tu negocio y el posicionamiento de tu marca. Esta técnica consiste en tomar como referencia los mejores aspectos o prácticas de otras empresas, ya sean competidoras directas o pertenecientes a otro sector, o incluso de otras áreas dentro de la misma empresa, adaptándolas a la tuya como mejoras para lograr una mayor satisfacción del mercado potencial.

qué es y cómo aplicar el benchmarking
El benchmarking se basa en la idea de que hoy en día es difícil crear algo nuevo, por lo cual no hay razón para gastar tiempo y dinero en ello cuando puedes tomar referencias.

No hay que confundir con el espionaje comercial, ya que no se trata de espiar a la competencia y copiar los procesos tal cual, sino de aprender de sus prácticas y adecuarlas a tu empresa.

Básicamente existen tres tipos de benchmarking:

Benchmarking interno: Se aplica dentro de una empresa; por ejemplo, cuando se toma como referencia las prácticas utilizadas por una determinada área de la empresa que, a diferencia de las otras, está obteniendo muy buenos resultados.

Supongamos que tu departamento de marketíng está obteniendo buenos resultados en la venta de páginas web, mientras que tu área de venta de espacios publicitarios no, el Benchmarking en este caso, es adecuar las prácticas de tu departament de marketing al de venta de publicidad.

Benchmarking competitivo: Este se aplica con empresas que son competidoras directas; por ejemplo, cuando se toma como referencia las prácticas de la competencia en donde esta nos supera.

Digamos que tienes un restaurante de hamburguesas y tu competencia está recibiendo el doble de clientes que tu, y observas que esto se debe a las recompensas que les dan a sus clientes según la frecuencia de consumo; adaptar está práctica tomaría como resultado que tu restaurante implemente un programa de recompensas por consumo, pudiendo incluso mejorarlo al otorgar descuentos no por el número de visitas, sino por lo consumido, otorgando recompensas al momento, y no después de varias visitas.

Benchmarking funcional o genérico: Este se aplica con empresas que podrían ser o no competidoras directas; por ejemplo, cuando se toma como referencia las estrategias de una empresa que es líder en un sector diferente al de la propia.

Por ejemplo, si tienes una empresa de ropa, podrías adaptar las prácticas que le dan resultados a la empresa líder en venta de electrodomésticos, adaptando sus técnicas a tu sector.

Aplicar el benchmarking implica realizar un continuo seguimiento y evaluación de las empresas competidoras, especialmente las líderes, con el fin de identificar sus mejores aspectos o prácticas; sin embargo, también es posible aplicar el benchmarking para determinados aspectos en los cuales se quiere mejorar.

No hay comentarios.: