.

Top News

viernes, 28 de octubre de 2016

Storytelling en Redes Sociales: La mejor estrategia de venta

Storytelling
En un paradigma en que la calidad de contenidos noquea a la cantidad, las experiencias y sentimientos punzan las terminaciones nerviosas de una audiencia que se ve reflejada en la cotidianidad de las historias.

La eterna pregunta nos ronda la cabeza asiduamente: “¿cómo llego a mi público objetivo?”. Para los que nos dedicamos al cómo más que al qué, somos espectadores de los constantes cambios que se producen en los flujos de oferta y demanda.

Las tendencias o modas son paréntesis dentro de los que los elementos confluyen dentro de unos márgenes o pautas determinadas. Y más aún cuando hablamos de nuevas corrientes. En este caso, las estrategias de marca enfocadas en el storytelling en redes sociales.

Lo que venden son las historias que el cliente quiera creer
El experto en marketing Seth Godin así lo explica en su libro All marketers are liars. Para el autor, “la clave del marketing en la actualidad reside en contar testimonios honestos; historias emotivas y empáticas que llamen la atención del usuario entre toda la avalancha de publicidad a la que está expuesto”. Y es que este usuario es la evolución del consumidor tradicional; movido por vivir la experiencia como impulso, esta nueva generación de consumo antepone la información, la usabilidad y la interacción al producto en sí.

Ante este contexto, lo siguiente es enmarcar los hábitos de consumo dentro de esta forma de conectar con los usuarios a través de la narrativa. El storytelling, dentro del marketing de contenidos, tiene por objetivo conectar a nivel emocional con el público. El producto queda relegado a un segundo plano y las historias originales, inolvidables y cercanas son el nexo entre la marca y el usuario. Para que esta conexión tenga lugar, debemos tener en cuenta una serie de premisas:

Debemos tener clara la historia que queremos contar. Definir qué se va a contar antes de comunicarlo.
Definir el objetivo. Elegir el contenido más apropiado para el mensaje que queremos transmitir.
Una estructura ideal. Conceptualizar la narrativa de principio a fin. No debemos olvidar que estamos contando una historia, por lo que necesitamos desarrollarla previamente.

Elegir a los protagonistas. Éstos deben encajar con la historia y, además, construidos en base a rasgos que transmitan sensaciones y emociones a los usuarios.

Encajar la historia en un canal de comunicación. Debemos saber qué plataforma es la idónea para contar nuestro relato.

Las marcas se benefician del storytelling en redes sociales
En referencia a este último punto, las redes sociales juegan un papel fundamental dentro de las nuevas tendencias de marketing. Así, el papel que desempeñan es esencial para saber cómo las marcas puedan tramar un argumento y aliar a la audiencia digital con unos personajes y en base a una serie de sucesos. Otra tendencia que se extrae de este universo del storytelling en redes sociales es el creciente consumo de contenido audiovisual. Por ello, uno de los canales conductores del storytelling por excelencia son Youtube, Instagram, Facebook y Snapchat. Imprescindibles plataformas para conectar historias cotidianas de las marcas con los usuarios a través de vídeos originales y cercanos, que despiertan su interés debido a la proximidad del mensaje.

Las marcas como Ikea, LEGO o Google saben cómo utilizar estas percepciones, sensaciones y experiencias de los clientes para transformarlas en mensajes que lleguen directamente a sus corazones. La historia debe adaptarse a su estructura narrativa, y esta viene dada por la red social en la que se quiere encajar. Por ello, una misma historia no tendrá el mismo desarrollo conceptual en Twitter que en Instagram. En este último caso, una de las últimas incorporadas al universo Facebook, abre las puertas a las marcas a desarrollar historias que, más allá de vender sus productos o servicios, buscan conmocionar a su público.

Con una usabilidad similar a la opción Discover de Snapchat, el usuario podrá pasar por los contenidos de forma fluida, como si de un cuento o spot interactivo se tratara. Las historias cobran vida gracias al usuario. Y así, el storytelling en redes sociales adopta su significado.

Y así, una marca asume su rol de storyteller o cuentacuentos. Un referente que tiene el poder de embaucar y atraer la atención de su audiencia, como si de un grupo de niños expectantes se tratara. Las experiencias vividas. Historias asombrosas que te hacen acercarte un poco más para hacerte protagonista de ellas. Su voz embaucadora se desliza por el ambiente digital, creando nuevas historias para hacernos fieles a ella.


No hay comentarios.: