.

Top News

miércoles, 12 de octubre de 2016

Ponlo fácil, Vende más !

usabilidad

Al hablar de usabilidad web pensamos instintivamente en una web, pero la usabilidad no es exclusiva de la creación web, afecta a cada cosa que interactúa con un usuario. Detectar una buena usabilidad no es fácil, pero todos detectamos la falta de usabilidad web cuando la sufrimos.

Por ejemplo, si has tenido varios modelos de teléfonos móviles es posible que recuerdes algunos modelos en los cuales, tras varios meses de utilizarlo, te resultaba imposible recordar como se añadía a la agenda el número de la persona que te acababa de llamar. Sin embargo, en otros modelos todo parecía mucho más intuitivo y sabías sacar partido a todas las funcionalidades que te ofrecía. Esto no se debe a que tus capacidades hubieran mejorado repentinamente, más bien a que la interfaz del segundo teléfono era mucho mejor.

Según el gurú de la usabilidad Jakob Nielsen, usabilidad es: “LA CAPACIDAD DE UN SOFTWARE DE SER COMPRENDIDO, APRENDIDO, USADO Y SER ATRACTIVO PARA EL USUARIO EN CONDICIONES ESPECÍFICAS DE USO”

Al desarrollar un nuevo sitio web muchas empresas muestran una clara falta de metodología, terminando como una extensión de la tarjeta de presentación, el problema está en cómo se afronta el desarrollo del proyecto:

“El gerente decide que la empresa necesita una nueva web o actualizar la que tiene después de ver la del competidor y por supuesto, le pide al de sistemas que se fije en ella para diseñar la estructura, el contenido y las funcionalidades.”

El principal problema de este enfoque es que la web se desarrolla sin seguir el “Plan Estratégico” de la empresa. Sin conocer cuáles son las líneas estratégicas fundamentales de la misma y cuál es la función que deberá cumplir el sitio web en su marketing-mix, no se pueden definir los objetivos del sitio web y el resultado será un sitio desenfocado, sin objetivos medibles y sin una estrategia clara para alcanzarlos. Por lo que ambos departamentos, el de Sistemas y el Departamento de Marketing deberán colaborar estrechamente para conseguir el objetivo final, que no es otro sino el de conversión: “Transformar visitas en clientes”.

Para diseñar un sitio Web es necesario disponer de una metodología que nos permita garantizar que el sitio web se diseña en torno a las necesidades, expectativas y peculiaridades del usuario y su entorno, situando al usuario en el centro del desarrollo haciéndolo partícipe en cada fase del diseño en la definición de contenidos, funcionalidades y objetivos.

La simplicidad y la rapidez son dos aspectos clave para lograr una buena experiencia de uso que incitará a una fidelización de los usuarios y a que éstos hablen bien y la recomienden a sus contactos.

Si aún crees que la usabilidad web no es importante, éstos números te harán cambiar de idea:

– El rediseño de un portal después de un estudio de experiencia de usuario mejora su ratio de conversión entre un 30% a un 50%, según Xperience Consulting.

– IBM consiguió aumentar el tráfico de su tienda online un 120% e incrementar sus ventas en un 400% tras mejorar la usabilidad de su sitio web.

– Por cada dólar invertido en usabilidad se obtiene un retorno de entre 10 y 100 dólares, según Thomas Gibbs en su libro Principles of Software Engineering Management.




No hay comentarios.: