.

Catálogo de Servicios

Top News

martes, 27 de septiembre de 2016

Gracias, la palabra mágica para generar clientes fieles

gracias
El email o página de agradecimiento es una comunicación tan esperada como necesaria.

Toda estrategia de Marketing se basa en aportar valor al usuario, aportar valor para convertirlos en clientes y fidelizarlos durante el máximo tiempo posible, es decir, realizar el engagement.

Para lograr esta conversión, es necesario crear una relación de confianza con el usuario, proporcionándole contenido personalizado hasta el final del proceso de compra. Todo esto con la ayuda de herramientas de automatización de marketing.

La cuestión es ¿cómo empezamos este proceso? Sin duda alguna, la mejor opción es el email de agradecimiento.

¿QUÉ ES EL EMAIL DE AGRADECIMIENTO?

Dentro de la metodología del Engagement Marketing, definimos un email de agradecimiento como el primer contacto que recibe el usuario en respuesta al interés (usualmente en forma de descarga) por un contenido relacionado después de dejarnos sus datos en un formulario.

3 RAZONES PARA INCLUIR SIEMPRE EL EMAIL DE AGRADECIMIENTO

Valida el email del usuario. No siempre recogemos los datos que queremos. Esta es una buena forma de “obligar” a que nos dejen sus datos reales.

Es de utilidad. Si quiere de nuevo el documento, sabe dónde encontrarlo

Genera un nuevo punto de contacto con el usuario, abriendo un nuevo canal de comunicación. Esto es indispensable para empezar de forma correcta el proceso de conversión.

¿CÓMO DEBE SER UN EMAIL DE AGRADECIMIENTO?

Da las gracias, ya sea en el cuerpo del mensaje o en el asunto, pero hazlo por el interés mostrado.

Incluye el enlace de descarga del contenido relacionado por el cual nos ha dejado sus datos.

Preséntalo con una frase tipo “descárgala siempre que quieras”.

Incluye un mensaje que mantenga la comunicación abierta. Debe intuir que volverá a recibir un email de tu parte.

Aprovecha la comunicación para dar un paso más en el proceso de conversión. Por ejemplo, incluye una llamada a la acción orientada a presentar tu producto/servicio. Si lo haces, que sea breve, simplemente menciónalo y no acoses. Ya tendrás tiempo de digerir la información.

Personalízalo. Lo ideal es que parezca que has escrito el email expresamente para él (de ahí la importancia de pedir el nombre de pila). Una forma muy común de lograr este efecto es no usando plantillas con logos sino un email plano. También debe ser enviado por la cuenta de una persona real que sea capaz de responder. ¡No uses el típico no-responder@tudominio.com!

Fírmalo. Debe saber con quién se está comunicando. Puedes incluir únicamente tu nombre o puedes incluir una firma. Esto refuerza aún más el efecto personalizado del mensaje.

Para finalizar, recuerda que este tipo de email es tan necesario como esperado. Es una gran oportunidad para probar cosas nuevas y sorprender, aumentando así tu porcentaje de conversión.


WhatsApp: 9982 436123



No hay comentarios.: