.

Catálogo de Servicios

Top News

viernes, 8 de abril de 2016

Perdió una pata, pero no el corazón

Durante 8 años, una perra llamada Lucca participó como soldado del ejercito de los Estados Unidos.

Estaba entrenada para olfatear explosivos y proteger a su pelotón de estos. En el 2012 Lucca tuvo un accidente, en medio de un bombardeo en Afganistán perdió una de sus patas y su vida corrió grave riesgo. Junto a ella se encontraba el soldado Juan Rodríguez, su compañero y amigo de guerra.

La explosión, asegura Rodriguez, fue inmensa. Él tuvo que correr para ayudar a Lucca pues notó que ella no podía caminar.

lucca recuperacion

La recogió, la llevó a un refugio cercano, le hizo un torniquete en su pata y llamó a los médicos para que fueran a rescatarlos. Desde el primer momento, su compañero de grandes batallas estuvo con ella. La acompañó al momento del accidente y en todo su proceso de cirugías y recuperación.

“Ella salvó mi vida en muchas ocasiones. Tenía que asegurarme de estar con ella para cuando me necesitara”. -Rodriguez-

Después de un largo proceso de recuperación, Lucca salió adelante y después de cuatro años le otorgaron la Medalla Dickin, esta es el equivalente a la Cruz de Victoria.

Esta medalla, entregada por la PDSA (People’s Dispensary for Sick Animals) reconoce los actos de valentía o devoción demostrados por los animales durante la guerra. Es sin duda, el mayor honor militar animal que hay en el mundo.

lucca medalla

Dicha medalla es tan especial, que sólo 29 perros la han ganado y ella es la primera en recibirla en Estados Unidos.

Lucca estuvo en dos importantes misiones, una en Irak y otra en Afganistán (donde perdió su pata). En ambas, ella guió el camino de unas 400 patrullas y mientras estuvo allí, ningún soldado salió herido. Ni siquiera después de la terrible explosión.

Ahora Lucca tiene 12 años, está retirada y vive con el Sargento Christopher Willingham.

Willingham fue el primero en compartir misiones con Lucca y decidió adoptarla.

lucca estatua

“La mejor parte es que ella tiene la misma personalidad de antes. Haber sufrido esa lesión y aún así haber regresado con la misma personalidad realmente habla de su fortaleza, carácter y resistencia. Lo más importante es que él logró de Lucca pueda ayudar a crear conciencia y reconocimiento de todos nuestros perros militares y sus entrenadores”. -Christopher Willingham-

No hay comentarios.: