.

Top News

viernes, 18 de marzo de 2016

Puerto Juárez, el primer exportador de langostas vivas a Asia

     Oskar Mijangos

Integrantes de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera (SCPP) Litorales del Caribe construyeron un contenedor en el mar, el primero en su clase en Quintana Roo, con capacidad de 10 toneladas que servirá para exportar langostas vivas a Asia.

Las instalaciones se ubican en la subdelegación de Puerto Juárez, en el municipio de Benito Juárez, en Quintana Roo.

El presidente de ese organismo Jorge Uribe Chávez informó que el año pasado exportaron 40 toneladas de ese producto.

El proyecto sirve para reforzar sus operaciones, al ser la única cooperativa en el estado que exporta el alimento con esas características. Los trabajadores del mar resguardan las langostas vivas que tras dormitar en tierras caribeñas, surcarán los cielos para ser disfrutadas en el otro continente.

Las piletas con que cuentan actualmente tienen capacidad para tres toneladas, pero ya son insuficientes. El producto es traído por los pescadores y aun cuando nos vemos rebasados en la cantidad que podemos manejar, no podemos negarnos a recibir a los crustáceos, es nuestra principal carta en el mercado, y para los pescadores, es el medio por el cual pueden llevar el pan a su casa.

La obra incluye un muelle de 150 metros de largo, al final cuenta con una T de 30 metros de largo de cada lado; también tiene dos brazos más delgados, y en medio de éstos están las jaulas de acero con plástico para contener el producto.

El largo del muelle es para ubicar los contenedores en una zona fría del mar, lo que permite conservar las langostas. Eventualmente, los contenedores se utilizan para peces, durante la veda de la langosta, que es del primero de marzo al 30 de junio.

Adrián Candelero Hernández, gerente general de la sociedad cooperativa, dijo que la producción ha disminuido en 20% en relación al año pasado, pero esperan recuperarse en esta temporada de pesca.

Refirió que el principal obstáculo que han enfrentado en la exportación, es la burocracia. Para exportar se necesita el trámite 01-011 de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), autorización para descargar en puertos extranjeros o transbordar especies capturadas, por embarcaciones pesqueras de bandera mexicana.

Esto indica principalmente que el producto viene de aguas nacionales y son limpias; sin embargo, pese a que se cuenta con una subdelegación de la Conapesca, en Chetumal, el encargado nunca nos ha autorizado una exportación y todos los permisos nos los entregan en la delegación de Mazatlán, expuso Uribe Chávez.

Detalló que lo más difícil no es pescar, sino hacer comprender a las autoridades que cuando se exporta un producto vivo, el tiempo es oro, literalmente. Cuando se determina la cantidad de langosta que se va a exportar, la temperatura del agua de los contenedores se baja gradualmente, esto adormece a las langostas, permitiendo un manejo más sencillo.

Enseguida se colocan en hielice, que es un gel que se congela y mantiene su estado sólido durante el viaje; posteriormente los crustáceos son colocados en nuevos contenedores para que recobren conciencia, antes de convertirse en el platillo principal de algún restaurante en tierras asiáticas.

En Cancún, la venta no está limitada a las empresas hoteleras y turísticas, cualquier ciudadano que así lo desee puede acercarse a las instalaciones de la cooperativa.

Los asiáticos son los principales consumidores de langosta en este destino turístico, y la pesca furtiva ha provocado una baja en la producción de la cooperativa Litorales del Caribe, por ello han tenido que diversificar la oferta de productos, aseguró el gerente de esa organización.

Inician exportación de cangrejo santoya

Relató que aunque la exportación de langosta es su mejor carta, este año iniciaron también con el cangrejo santoya, un crustáceo de gran tamaño y piel suave, muy parecida a la de la langosta, que según el gerente, puede superarla en sabor.

Es un producto nuevo, no se tiene en otro punto del estado y aunque al principio los visitantes se muestran temerosos con este espécimen, cuando prueban la carne se convierte en su favorita, aseguró.

Señaló: Los asiáticos son también los principales consumidores de esta especie de cangrejo. Una vez que los prueban no piden otros, ese es el tesoro que buscaban, no lo sé, supongo que quieren sentirse cerca de su hogar, ya que este cangrejo es muy consumido en el continente asiático.

Entre la oferta de otros productos que tiene la cooperativa pesquera, están también las ostras reinas, chocolatas y patas de mula, entre otras, que son vendidas a un precio menor que el de la mayoría de las pescaderías.

Comentó que la cooperativa también cuenta con un fish market, un espacio en el segundo nivel del inmueble donde pueden asistir los comensales y elegir el pez, langosta o cangrejo vivo que desean comer, para posteriormente ser cocinado y disfrutado con la zona hotelera de Cancún de fondo.


No hay comentarios.: