.

Top News

lunes, 28 de marzo de 2016

Atentado en Pakistán: 72 muertos y 320 heridos


El atentado suicida del domingo en un parque de Lahore, centro de Pakistán, donde miembros de la comunidad cristiana celebraban la Pascua, causó 72 muertos y 320 heridos, según un nuevo balance divulgado.

Los talibán paquistaníes reivindicaron este lunes el sangriento atentado y confirmaron que fue un ataque deliberado contra cristianos.

"Hemos llevado adelante el ataque de Lahore y los cristianos eran nuestro objetivo", dijo por teléfono a la AFP Ehsanullah Ehsan, un portavoz de la facción Jamaat-ul-Ahrar, asegurando que el grupo llevará a cabo más ataques en escuelas y universidades.

Sin embargo, la mayoría de los muertos en Lahore eran musulmanes que también estaban en el parque por el día feriado. El lugar es un punto popular del centro de la ciudad.

El Papa Francisco condenó en la oración mariana del Regina Caeli el "execrable atentado" que ensangrentó el domingo la Pascua en Pakistán, causando la "matanza de numerosas personas inocentes" y "de la minoría cristiana".

Además expresó su "cercanía" con las víctimas "de este crimen vil e insensato"

Entre las víctimas hay unos 30 niños, que en el momento de la explosión utilizaban los juegos y las instalaciones deportivos del parque Gulshan-e-Iqbal

Las autoridades decretaron tres días de luto. El atentado fue revindicado por el movimiento Jamat ul Ahrar

En tanto, las fuerzas de seguridad paquistaníes han detenido a 50 personas sospechosas de estar implicadas en el atentado, informó el gobierno del Punjab, del que Lahore es la capital, en su cuenta oficial de Twitter. Entre los arrestados se encuentran tres hermanos del joven kamikaze. El atacante fue identificado como Yousuf, de 28 años, hijo de Ghulam Farid y residente en el distrito de Muzzafargarh.

La explosión se produjo en el parque Gulshan-e-Iqbal, especialmente lleno en un día soleado de primavera en el que la comunidad cristiana celebraba el domingo de Pascua.

El kamikaze "se hizo estallar (con unos 20 kilogramos de explosivos mezclados con tornillos) cerca del área de juegos para niños, donde jugaban en los columpios", dijo un funcionario local.

La policía había acordonado la zona donde, en la mañana del lunes, aún quedaban jirones de piel, ropa y vendas ensangrentadas en los columpios, dando testimonio de la carnicería ocurrida la víspera.

(Fuente: agencias)

No hay comentarios.: