.

Top News

lunes, 29 de febrero de 2016

Menos es más



La mayoría de las veces se dice que “mientras más, mejor”, pero el mundo actual debe apostar por el “menos es más”. En ese aspecto, la nanotecnología hace su aparición en Cancún, sobre todo en el ramo turístico, en la infraestructura de hoteles, y de la mano de una empresa local con grandes planes y avances de expansión.

Pero… ¿qué es la nanotecnología?, imagine que puede cortar un grano de arena a la mitad, y luego en otra mitad, y así 150 veces, y luego, modificar la estructura de ese grano para convertirlo en algo más o simplemente cambiar sus propiedades, por ejemplo, volverlo impermeable, ¿lo creería?, arena que no se moja. Ahora imagine trasladar esa tecnología al campo de los recubrimientos, pero… para que imaginarlo, si en Cancún es una realidad, una realidad invisible, ya que los recubrimientos basados en nanotecnología son eso, capas invisibles, que no modifican la estructura, pero protegen cualquier superficie de la humedad; la acción erosiva de los líquidos y aceites, y de los contaminantes que se encuentran en el aíre.

La empresa cancunense, con raíces alemanas, Nano Depot, se encuentra presente en la vida diaria del turismo en Cancún y la Riviera Maya, a través de su línea NanoX150, sólo debe darse una vuelta por el hotel Presidente Intercontinental, por mencionar alguno, para comprobar cómo sus pisos de mármol, están protegidos contra el derrame de líquidos, aceites, polvo y humedad, además del aire salado proveniente del mar y que tanto desgasta este tipo de materiales. 

Este es uno de los muchos consorcios que apuestan por los recubrimientos nanotecnológicos, no sólo innovando en ese rubro, sino al mismo tiempo, adquiriendo una cultura ecológica, al ser recubrimientos ecoamigables.

Y es que a este tren de recubrimientos ecológicos y duraderos también se sumó el Circo Du Solei, protegiendo todo su inmobiliario con la línea NanoX150, lo que lo vuelve repelente a líquidos y aceites, prolongando la vida útil de su inmobiliario y al mismo tiempo, siendo amigables con el medio ambiente, lo que le da un plus al de por sí, ya espectacular show con sede en la Riviera Maya. 

Toda esta revolución nanotecnológica llega de la mano de Nano Depot con sede en Cancún, pero presencia en América Latina y, a partir de 2015, en Estados Unidos, logrando un gran avance en su meta de convertirse en una marca a nivel mundial, nacida en esta tierra caribeña.

Este empresa crece bajo el esquema de distribuciones, por lo que si te interesa invertir en nanotecnología, puedes hacerlo con ellos a través de su sección de franquicias y distribuciones.


No hay comentarios.: