.

Top News

miércoles, 17 de febrero de 2016

Caducidad de marca



¿Una marca tiene caducidad?, la respuesta es sí, ya que el valor de una marca puede perderse por un mal manejo de la misma. 
Una marca que se preocupa por las necesidades de sus consumidores potenciales es aquella que de forma constante, desarrolla su propia identidad cimentada en sus valores; en su misión / visión; en su objetivo, y su filosofía. Una marca que va en dirección contraria a sus valores está destinada a perder no solo su valor sino su propia identidad, está condenada a caducar.
¿En qué consiste el valor de marca? Este tiene muchos puntos importantes, pero el más valioso es que sin el mismo concepto que lo hace una marca, el branding (valor de marca) sería pura forma, sin contenido ni historia.
El valor de una marca se debe visualizar desde dos puntos: el financiero, dónde se conoce el crecimiento de los beneficios actuales, futuros y la estabilidad alcanzada como resultado de acciones tácticas y estratégicas realizadas por la empresa; este depende de los objetivos y recursos de la compañía, así como la presentación y calidad de los productos o servicios que ofrece.
En otro punto de vista es dimensionar donde está parada tu marca con respecto a otras, para ello es importante conocer las asociaciones, reconocimientos y comportamientos de los consumidores con respecto al mercado total.
Algunos expertos consideran que el branding es más importante incluso que los activos tangibles, ya que el consumidor reacciona la marca, no la maquinaría detrás de ella.
Es por ello importante conocer que puntos deterioran el poder de una marca, para evitarlos y así, no permitir que tu marca caduque.
Precio contra necesidad real: Cuando se busca solamente el crecimiento de la marca por precio u oferta se afecta directamente a la marca, si tu marca no es una necesidad real, conviértela en una necesidad aspiracional.
Genera lealtad, si nunca escuchas los comentarios, quejas u opiniones de tus consumidores, el vínculo con ellos se pierde. Si no generar lealtad, no hay identificación de marca, las personas y los consumidores reconocerán a tu marca  basados en experiencias pasadas o futuras, no te vuelvas un producto que “sólo ocupa un espacio en los estantes”.
Cambia tu publicidad de forma constante, que esta sea determinada por las reacciones de tu público, una marca que no evoluciona y se adapta está destinada a caducar; y por último, inyecta recursos: se tiene que innovar o refrescar constantemente a la marca para ofrecer nuevas cosas y mantener la atracción de los consumidores y convencer a los indecisos.

No hay comentarios.: